Enfermedades del colon e intestino
Gastroenterología UC
Diarrea aguda
Doctores Manuel Alvarez, Juan Francisco Miquel y Patricio Ibáñez

DEPARTAMENTO DE GASTROENTEROLOGIA
FACULTAD DE MEDICINA
Pontificia Universidad Católica de Chile

 

¿Qué es la diarrea aguda?

La diarrea es la eliminación de deposiciones de consistencia disminuida, es decir las heces tienen un mayor contenido de agua, lo que hace que el volumen de las heces aumente, asociado a un aumento en la frecuencia de las deposiciones. El cuadro se inicia en forma brusca, es autolimitado y dura habitualmente menos de 7 días. Cuando la duración del cuadro se prolonga más allá de dos semanas se habla de diarrea prolongada.

Es un motivo de consulta habitual a los servicios de urgencia y de claro predominio estacional. La principal complicación de las diarreas agudas es la deshidratación, siendo esto especialmente de cuidado en los niños pequeños y ancianos. Puede estar acompañado de otras manifestaciones clínicas como nauseas, vómitos, dolor abdominal y fiebre.

¿Cuáles son las causas de la diarrea aguda?

Las causas más frecuentes de la diarrea aguda son de origen infeccioso. Pero existen varias otras causas.

Infecciosas

Bacterias Salmonella spp, Campylobacter jejuni, Shigella spp, Yersinia enterocolítica, Vibrio cholerae y parahaemolyticus, Escherichia coli spp, Staphylococcus aureus, Aeromonas hydrophila, Clostridium difficile y botulinum, Bacilus cereus.
Virus Rotavirus, Norwalk, Adenovirus, citomegalovirus y otros enterovirus.
Parásitos Giardia Lamblia, Entamoeba histolytica, Criptosporidium, Isospora Belli
Hongos Candida, Histoplasma, Aspergillus

Fármacos y Tóxicos

Laxantes, digital, colchicina, sales de oro, antibióticos, tiroxina, agentes colinérgicos, prostaglandinas, alcohol, intoxicación por metales pesados, intoxicación por hongos silvestres, pesticidas órgano fosforados y herbicidas.

Misceláneas

Sobrecarga alimentaria, diarrea aguda funcional (síndrome de intestino irritable), brote inicial de una diarrea crónica, colitis isquémica, oclusión intestinal parcial.

¿Cuáles son los tipos de diarreas agudas?

Estas se pueden dividir en diarrea líquida no inflamatoria y diarrea inflamatoria (disentérica).

  • Diarrea aguda líquida no inflamatoria: La mayoría de las diarreas corresponden a este tipo. Se caracterizan por heces líquidas, usualmente de gran volumen, sin sangre ni pus en las deposiciones, escaso dolor abdominal, y ausencia de fiebre o fiebre de baja magnitud. Son autolimitadas y en general no requieren terapia específica. Dentro de este tipo de diarrea se puede distinguir:
    1. Diarrea aguda simple: Corresponde a la diarrea más frecuente. Esta no se acompaña de fiebre. Usualmente se debe a toxinas bacterianas, sobrecarga alimentaria, fármacos o algunos virus.
    2. Diarrea aguda febril: Esta se acompaña de fiebre, habitualmente de baja magnitud y de corta duración, no hay sangre en las deposiciones. Son causadas por bacterias o virus.
    3. Diarrea aguda Coleriforme: Esta es una diarrea de alto volumen y sin fiebre. Son causada por determinadas bacterias como el Vibrio Cholerae entre otros. Presentan un alto riesgo de deshidratación.
  • Diarrea aguda inflamatoria o disentérica: Se caracteriza por la presencia de deposiciones con sangre, mucus y pus. Habitualmente son de alta frecuencia y de escaso volumen y se acompañan de urgencia para ir al baño. Además tienen fiebre y dolor abdominal importante. Las causas más frecuentes son bacterias, aunque algunos parásitos y virus también la provocan.

¿Se deben realizar exámenes?

La mayoría de las diarreas son leves y autolimitadas por lo que no requieren estudios con el fin de llegar a un diagnóstico preciso de la causa. Los antecedentes clínico pueden ayudar a establecer con una alta seguridad un diagnóstico presuntivo de la causa de la diarrea. Sin embargo en determinadas ocasiones se deben realizar exámenes. Entre estos están los leucocitos fecales, coprocultivo, parasitológico y eventualmente colonoscopías.

¿Cuándo se debe consultar?

Cuando existen signos de deshidratación: lengua seca, mareos al ponerse de pié, disminución de la cantidad de orina, decaimiento importante. Si las deposiciones se acompañan de sangre, pus o mucosidades. Cuando la diarrea se acompaña de vómitos que impiden la ingesta adecuada de líquidos. Si la diarrea persiste por más de dos semanas (diarrea prolongada) a pesar de las recomendaciones alimentarias señaladas.
En la gran mayoría de los casos tiene buen pronóstico a través de medidas terapéuticas simples, pero en edades extremas de la vida, en inmunocomprometidos y en diarreas de gran intensidad este cuadro puede ser grave. El principal objetivo es la obtención de una hidratación adecuada

>Enfermedades
Enfermedades del colon e intestino
Derechos Reservados © 2007- 2013. intestino.cl, colonirritable.cl, colitisulcerosa.cl, crohn.cl
Dr. Juan Francisco Miquel l Dr. Manuel Alvarez l Dr. Patricio Ibáñez l Contacto l Políticas del Sitio